Murallas (s.XIV)

Declarado B.I.C., el tramo de muralla de 260 m. que recae sobre el margen derecho del río del Palacio, es el único que se conserva. Fue restaurado en 1996.

La muralla montesiana que rodeaba Sant Mateu tuvo 1.600 m de perímetro y ocho portales de acceso. Es de mampostería, grosor variable y tenía una altura media de 6 m. incluyendo las almenas.

Se trata del segundo recinto amurallado de Sant Mateu. Fue construido de 1357 a 1380 bajo el maestrazgo de Pedro de Thous. Sustituyó al primitivo muro del s. XIII que rodeaba el núcleo fundacional de Sant Mateu en la parte alta de la población, en el entorno de la Iglesia de San Pedro.

Del primer recinto amurallado, del siglo XIII, solo quedan algunos vestigios en la sacristía y en el muro sur de la iglesia de San Pedro. Tenemos referencias en documentos del Llibre de Privilegis datados en 1237 y 1300 y en el proceso de la Inquisición contra el cátaro Guillem de Belibaste celebrado en Carcasona en 1321.

Del conjunto de muralla montesiana, del siglo XIV, aparte del tramo de lienzo paralelo al río Palacio también quedan algunos vestigios menores de algunos de los portales de acceso como el Portal de Morella y la Torre de Cantacorps y de otros tramos de muralla.

La victoria de la Casa de Borbón en la Guerra de Sucesión trajo consigo la orden de derruir las murallas de Sant Mateu cumplida de forma parcial durante el s.XVIII. El fin de la Primera Guerra Carlista marcó la desaparición progresiva del recinto amurallado de Sant Mateu con la destrucción del lienzo de murallas y sus portales cuyos materiales se reutilizaron en la construcción de viviendas.